Logo MeisterWerke
…
Hogar  & estilo

Modern Style: espíritu moderno dese el suelo hasta el techo

Cuando alguien habla de Modern Style no se refiere a un estilo de vestir ni de arte, sino a una manera de configurar el hogar. Es un estilo que se caracteriza por ser clásico e intemporal. Además, ofrece suficiente margen para poner una nota personal a las habitaciones, en cualquier lugar de entre el suelo y el techo.


Gut zu wissen
Die Wurzeln des Modern Style: Der Einrichtungsstil stammt aus dem deutschen sowie skandinavischen Architektur- und Designbereich. Seine Entstehungszeit geht zurück auf die 1920er bis 1950er Jahre.

Lo que caracteriza al Modern Style

Clásico, atemporal y rectilíneo: tres palabras que describen el estilo de decoración Modern Style y que lo diferencian de otros. Apuesta por el mobiliario discreto: nada de sofás de felpa chillones; en su lugar, sofás esquineros con tonos tenues para descansar cómodamente. Las tendencias vienen y se van, así ha sido siempre.

Quien sigue todas las modas está constantemente reformando, cambiando y renovando la decoración. El diseño según el principio Modern Style, sin embargo, es idóneo para aquellos que dan importancia a la resistencia, las líneas rectas y la estética.

Suelos que materializan hogares de ensueño

¿Qué suelo es el que mejor combina con el estilo de decoración elegido? Una pregunta complicada en vista de la amplia oferta de revestimientos de suelo disponible actualmente. Los gustos y las preferencias personales desempeñan un importante papel al seleccionar el suelo. Por eso, es conveniente informarse previamente de qué suelos conjuntan bien con el Modern Style.

Para empezar, lo mejor del estilo moderno es que no puede hacerse nada "mal" al elegir el mobiliario y los accesorios. Por lo demás, está permitido lo que se quiera. Con muebles de colores medios a oscuros, por ejemplo, combina de forma magnífica un suelo claro. Se consigue un bonito contraste, sin que resulte excesivo a la vista. El mismo efecto se logra combinando un suelo oscuro con mobiliario de tonos claros o medios.


Suelos en colores claros:

Un suelo laminado claro con decoración Roble es un excelente ejemplo de cómo implementar el Modern Style. Con este suelo no hay razón para temer arañazos, pues el duro revestimiento es especialmente resistente al desgaste y los microarañazos. Ante todo, es fácil de cuidar: basta con solo pasar el aspirador para limpiarlo rápidamente y, cuando haya suciedad más resistente, pasar una fregona húmeda. El suelo está disponible en decoraciones efecto piedra, imitación de madera y otros creativos diseños. Gracias a ello, puede combinarse con el moderno estilo de interiorismo según los gustos personales de cada uno.

Para quien prefiera un suelo todavía más claro, el suelo de parquet en blanco polar es la elección correcta. Este suelo de madera auténtica es un verdadero clásico. Incorpora una capa media de fibras de madera fuertemente compactadas que garantiza resistencia, estabilidad de forma y muchos años de uso. Justo lo que persigue el Modern Style. Lidia con facilidad con los rigores del día a día y, gracias a su superficie aceitada o barnizada, no deja indiferente a nadie.

El suelo de diseño en blanco ártico con decoración Roble constituye otra posibilidad de traer el moderno estilo de interiorismo al hogar. El suelo está disponible en diferentes formatos de tablón, colores y decoraciones, con lo que es fácil combinarlo con la variante que más guste del Modern Style.


Suelos en colores medios:

Suelos en colores medios: Si el contraste de un suelo claro y el resto del mobiliario resulta excesivo, podría optarse por un estilo de hogar más clásico y atemporal con el suelo de parquet en tonos marrones medios. Este tablón de casa de campo de parquet en tono miel cálido es moderno, pero no demasiado inusitado, con lo que podría formar la base de un hogar al estilo Modern Style durante muchos años. 

Asimismo, los amantes del Modern Style pueden instalar su estilo de decoración favorito con un suelo de diseño de color natural. Un revestimiento de suelo con la decoración Roble tiene un efecto vivo, crea un look natural y, gracias a sus estructuras, ofrece un tacto similar al de la madera auténtica. 


Suelos en colores oscuros:

A los amantes de los colores oscuros les entusiasmará el suelo de madera Lindura barnizado mate de nogal. Los tonos medios tienen un efecto vivo, pero sin destacar en exceso. Este revestimiento de suelo promete además prolongada vida útil, ya que resiste cargas extremas con total fiabilidad. En sintonía con otros elementos de Modern Style se integra con facilidad en cualquier hogar.

Un suelo de linóleo en gris cemento crea una atmósfera tranquila y acogedora. Este suelo natural (ß enlace interno a "Retorno a la naturaleza") garantiza un saludable clima y se caracteriza por su prolongada vida útil, muy en línea con la filosofía del Modern Style. El revestimiento de suelo es tan decorativo como fácil de cuidar: basta con limpiar la suciedad con agua templada.

El Modern Style también puede implementarse con un suelo Nadura antracita oscuro y la decoración Esquisto. A pesar de su estética oscura, confiere un aspecto elegante y calmado a cualquier hogar. Además este revestimiento, como las baldosas de piedra o cerámica, es resistente a cargas extremas y roturas. Soporta sin problemas el peso de los muebles de madera maciza característicos de este estilo de diseño de interiores. Un suelo Nadura decorativo no solo aporta calidez al ambiente, sino que su alto porcentaje en fibra de madera garantiza que el calor se disipe lentamente, para que a nadie se le enfríen los pies. 

¿Y las paredes de qué color?
 

Según el tamaño y el plano de una habitación ciertos elementos llamarán la atención al entrar. El color de la pared, por ejemplo, puede determinar decisivamente el efecto espacial. El Modern Style suele dar preferencia a los colores discretos como las gradaciones de blanco y los tonos grises. Los tonos naturales también tienen cabina, como los beige, piedra o tierra, ya que ofrecen la ventaja de ser atemporalmente modernos y no estar vinculados a una moda pasajera.

…

Amueblado y moderno

Desde elegantes clásicos del diseño hasta valiosas antigüedades, es difícil encontrar alguna pieza que no pueda combinarse con el Modern Style. Aun así, no todo vale. Son característicos los muebles amplios de formas simples que ofrecen mucho espacio. Los diseños suelen ser sobrios y las superficies del mobiliario son predominantemente lisas y brillantes. Como siempre, no hay nada escrito en piedra.

Zona del salón: Se recomienda configurar el espacio buscando líneas definidas mediante asientos claros y mesas de alto brillo.

Comedor: En este caso, el Modern Style se caracteriza, por ejemplo, por el uso de una mesa de madera maciza con sillas se diseño sencillo. Unas estanterías, cómodas y aparadores de formas elementales y tonos discretos pueden subrayar el estilo.

Dormitorio: Esta habitación puede amueblarse con piezas de madera maciza, entre ellas, camas, armarios roperos, mesillas o incluso tocadores.


Grandes efectos con pequeños accesorios y elementos de decoración

La decoración es importante al diseñar un espacio interior. Así, utilizando unos pocos elementos pequeños el efecto espacial puede ser sustancial. A menudo, aunque los artículos de decoración puedan tener gran efecto por sí solos, no lucen de verdad hasta que no se combinan con otros elementos. En este caso tampoco hay que excederse. Como en otros casos, menos es más. Los artículos de decoración aportan calor a la habitación cuando el resto del mobiliario no es muy colorido. El color de los elementos de decoración debe conjuntar con el de los muebles para conservar un estilo rectilíneo.

Los tejidos que se utilizan en el Modern Style, como cortinas, ropa de cama y cojines, presentan diseños muy discretos o con patrones moderados. Como elementos de iluminación recomendamos lámparas de pie sencillas y geométricas al lado del sofá o la cama que consoliden la composición del conjunto.

Otros artículos interesantes del blog

Volver a la vista resumen