Logo MeisterWerke
…
HOgar & estilo

Nordic Style: Naturalidad nórdica.

El estilo nórdico es como un árbol de hoja perenne: un éxito constante. Y no es de extrañar porque hay pocos diseños que logren crear espacios tan cálidos y hogareños como la sobriedad y el relax escandinavos. Es un estilo en el que reinan los colores claros y agradables moteados de toques llamativos, pero armónicos, hechos de madera, mimbre, lino o cuero.


Un hogar al estilo escandinavo

Sobrio sin ser espartano. Barato, pero de buena calidad. Relajante, pero, al mismo tiempo, lleno de vida. Esto es el diseño Nordic Style. Pero hay mucho más. Su origen lo encontramos en las vastas y austeras extensiones de la tundra escandinava y en hogares muy funcionales. Siga el ejemplo de los daneses, de los noruegos, los suecos o los fineses: Disfrute de la vida tal y como lo hacen ellos, allí, en el frío septentrional, y refleje su mentalidad relajada en el diseño de su hogar.

La esencia del Nordic Style es la funcionalidad manifestada con materiales naturales y estancias muy iluminadas. La luz es muy importante para que las paredes, en absoluto recargadas, reflejen claridad y den juego a los accesorios y decoraciones para que contrasten con sus colores.


Para quedarse boquiabiertos

Rediseñar la cocina, el comedor o el salón para crear un entorno nórdico no es especialmente laborioso en términos de remodelaciones, ni costoso. Basta con optar por accesorios como jarrones, portavelas o cestas de color blanco para dar un toque fresco y libre a cualquier estancia. No sale especialmente caro. Si tiene una mesa oscura en el comedor, puede poner un mantel claro por encima para mantener el ambiente nórdico. En una sala oscura, unas cortinas de color claro, hechas de un material ligero y de textura áspera o con un diseño delicado quedan especialmente bien.

A las paredes hay que prestarles especial atención. No es obligatorio pintarlas de blanco, pero sí deberían tener un color claro. Un tono ligeramente gris, por ejemplo, o azul muy claro. Un papel pintado a rayas con un juego de colores bonito, pero no demasiado intenso, también podría ser una buena opción. Algo que queda estupendo en el diseño nórdico es una pared con decoración parcial hecha con paneles o incluso de suelo de madera.


El estilo nórdico es vida

Si quiere diseñar su salón siguiendo la filosofía escandinava, le aconsejamos, por un lado, que sea un espacio muy iluminado y, por otro, que el foco de atención se encuentre en un elemento central de color blanco. Puede ser un botiquín rústico, un aparador moderno o un sofá (si es un sofá oscuro, mejor ponerle una funda clara). Los muebles blanco «abren» la estancia y dan sensación de amplitud. En las habitaciones pequeñas es especialmente importante que no haya demasiados elementos oscuros porque tienen el efecto contrario. Luego, en el sofá de color claro puede poner, por ejemplo, cojines de colores vivos para contrastar. No recurra a accesorios demasiado variopintos. A fin de cuentas, la funcionalidad y la uniformidad forman parte del estilo nórdico.

Basta con pequeños detalles hechos de materiales naturales, como una mesilla de madera maciza, una guitarra acústica colgada de la pared o un balancín de mimbre. Los muebles y los accesorios pueden tener un toque usado: se le llama pátina. El Nordic Style refleja la vida de un hogar, así que un mueble con alguna que otra maca le dará más carácter.

…
…

El revestimiento del suelo: una declaración de intenciones

Otra forma interesante de reflejar el dinamismo, la vida que irradia el estilo nórdico es mediante la colocación de plantas de interior (no nos olvidemos de las macetas blancas). La mejor opción son plantas muy verdes, como, por ejemplo, cactus (que son muy fáciles de cuidar) o sansevieria (que son muy robustas). Los ramos de flores muy coloridos pueden suponer una distracción. Luego, un suelo apropiado será el detalle final para crear una atmósfera realmente escandinava. Un suelo de madera Lindura en color gris barro, por ejemplo, o un laminado algo más rústico como el LD 200 en imitación de madera de abeto cachemir. Si preferimos algo más claro, podemos optar por un suelo de madera Lindura roble rústico blanco lavado. Las tres opciones reflejan perfectamente la naturalidad del estilo nórdico y son, a la vez, suelos de alta calidad y muy fáciles de cuidar. Una vivienda en Nordic Style precisa de un suelo que armonice con la sobriedad y la frescura que destila el diseño escandinavo.

Se trata, además, de un estilo perfecto para un despacho, una oficina o un rincón de relax para leer tranquilamente porque genera un ambiente agradable y relajante que contrasta con el ajetreo diario y los elementos naturales que lo componen invitan a pensar en la esencia de la vida.

Nordic Style: Los puntos clave

  • Vida, calma y funcionalidad
  • Los elementos blancos dan sensación de amplitud
  • Materiales naturales
  • Los accesorios de color complementan el look
  • La pátina es muy apropiada

Bildnachweise: ©Becca Tapert (unsplash.com), ©FollowTheFlow (fotolia.de)

Otros artículos interesantes del blog

Volver a la vista resumen