Inspiración
Hygge
Logo Meister
Gemütliches Schlafzimmer im Hygge Stil mit Fischgrät Parkett
Hogar & Estilo 

Precioso Hygge

Así se vive (como) en Dinamarca

Los daneses están considerados uno de los pueblos más felices del mundo. Y esto posiblemente se deba a su "Hygge", una filosofía de vida orientada a la serenidad y al placer de vivir que también se refleja en su decoración de interiores. Con nuestros consejos, cualquier casa puede convertirse en muy "hyggelig".

Hygge: una actitud ante la vida 

La palabra "Hygge" proviene originalmente del noruego y significa algo así como "bienestar". No obstante, son los daneses más que los noruegos los que han hecho suya esta filosofía de vida. El disfrute y mucha luz de las velas son probablemente las características que mejor definen este ambiente acogedor y optimista. 

Básicamente, en este concepto encaja todo lo que produzca alegría, como pasar tiempo con amigos y familia mientras comemos un delicioso trozo de tarta. O estar sentado en el sofá envuelto en una manta acogedora, con un buen libro en una mano y una taza de chocolate caliente en la otra. En el fondo, vivir Hygge es muy fácil, especialmente si la propia casa está decorada en consecuencia.

Schlafzimmer mit grauem Laminatboden und Einrichtung im dänischen Hygge-Stil

La madera: el sello distintivo de los muebles escandinavos 

Quien apueste por el diseño escandinavo, no puede evitar los muebles con partes en madera. No importa si estos muebles están fabricados totalmente con este material natural o solo tienen las patas de madera. Desde el punto de vista de la forma, los muebles se caracterizan especialmente por las líneas rectas y, por lo tanto, a menudo se utilizan también para una decoración en el Modern Style.

En lo que a colores se refiere, debería optarse por tonos suaves pastel o colores fuertes apagados. Un armario con patas de madera y frontal verde menta o un sillón con tapizado en color rosa: ambos elementos encajan perfectamente en un ambiente hyggelig. Y aunque se consideren más bien tristes, también es ideal el uso de tonos grises. Un sofá gris con una mesa lacada en blanco es una combinación preciosa para una decoración de estilo escandinavo, si bien conviene conjuntarla con algunos toques de color para que la imagen global resulte más alegre. Pero cuidado, porque muchos colores diferentes y sobre todo estridentes son más bien atípicos en una casa de estilo Hygge.


Comodidad al estilo danés: textiles acogedores 

Unos textiles suaves pueden funcionar estupendamente como nota de color refrescante. Y no solo eso: con ellos se crea directamente un plus de valor añadido. Y es que, ¿hay algo más Hygge que quedarse en el sofá o en la cama con una gruesa manta de lana y unos cómodos cojines? Después de todo, Hygge también significa relajarse y disfrutar del aquí y del ahora, y si se hace acurrucado, mucho mejor, sobre todo porque los inviernos en Dinamarca son más oscuros y largos que en Alemania. Las alfombras y las pieles aportan visualmente más calidez y sensación de bienestar a la estancia. Sin embargo, para el diseño escandinavo es más adecuada una piel de cordero que, por ejemplo, una de tigre.

Conseguir el Hygge con la luz adecuada 

La norma principal del cada vez más popular estilo nórdico reza: velas, velas y más velas. Velas pequeñas o velas de cera de abeja, grandes o pequeñas, ¡da igual! Lo importante es que las haya en abundancia. Un centro compuesto por diferentes velas grandes sobre una base resistente al fuego, como por ejemplo una bandeja elegante, queda muy bien sobre la mesita del sofá o una cómoda. El alféizar de la ventana es un buen lugar para colocar muchas velas en sus portavelas, mientras que los faroles grandes quedan mejor en el suelo o en un aparador bajo. Además, las guirnaldas de luces proporcionan una luz muy hyggelig. Las luces claras del techo solo se encienden cuando se necesitan realmente. En su lugar, lámparas de pie o luces de mesa inundan la estancia de un ambiente de lo más acogedor. Las bombillas LED de intensidad regulable permiten adaptar la intensidad según se requiera. Un concepto de luz de este tipo no solo alegra la estancia, sino también el corazón, ¡de verdad!

Decoración escandinava: líneas rectas y suaves 

El mobiliario de las casas en Escandinavia se caracteriza por las estructuras claras, no solo de los muebles, sino sobre todo de la decoración: Pirámides puristas de barras metálicas, jarrones cilíndricos y portavelas delgados o modernos de líneas rectas son elementos típicos. En cualquier caso, menos es más. Y es que vivir hyggelig significa también centrarse en lo esencial. Porque si una casa se atesta de objetos decorativos y otras cosas, en seguida produce una sensación oprimente, cosa que no conjuga en absoluto con la ligereza danesa. En vez de atiborrar la estancia, es mejor colgar un par de cuadros sencillos en los que predomine el blanco. Los marcos, también blancos o de madera. Los motivos preferidos son patrones geométricos o elementos naturales como plantas o paisajes esbozados.

CONSEJO: Una parte fundamental del Hygge es pasar un tiempo en armonía rodeado de amigos y familia. Si todos dejan el móvil a un lado, la reunión se vive más intensamente.


Naturaleza en estado puro: plantas verdes y revestimiento de suelo natural 

En una casa hyggelig, las plantas no solo pueden aparecer en cuadros; es imprescindible que estén presentes en su forma verdadera. Los escandinavos están muy vinculados a la naturaleza, lo cual se refleja en su decoración. Por lo general no se utilizan grandes flores de colores, sino plantas verdes con las mismas estructuras claras que el resto de la decoración. Puede ser en una maceta colgante, un elegante jarrón en la cómoda o en versión grande de pie en el suelo; eso ya se deja al gusto de cada uno. Y hablando de suelo: este también debe comulgar con la unión con la naturaleza de los escandinavos. Son perfectos los suelos de madera auténtica como por ejemplo el suelo de parquet PC 400 de MEISTER, que gracias a sus grietas marcadas y sus signos de antigüedad, posee un carácter muy especial. Por otro lado, el parquet MEISTER está disponible en las variantes clásicas de tablones de casa de campo, por ejemplo en las colecciones PD 200 o PC 200. Otra alternativa al suelo de madera auténtica es un revestimiento de suelo con aspecto similar, como los suelos de diseño MEISTER, que son muy versátiles. Este suelo, igual que el parquet, irradia una agradable calidez para los pies... ¡muy hyggelig! 

Elementos característicos para conseguir un buen diseño de estilo Hygge: 

  • Muebles con una gran proporción de madera
    combinados con tonos pastel suaves y colores apagados son elementos clásicos de la decoración escandinava.
  • Textiles acogedores  
    Mantas y cojines no pueden faltar en ningún caso. Alfombras y pieles aportan calidez a la estancia.
  • Velas y guirnaldas de luces
    Al fin y al cabo, una luz acogedora es determinante para crear un ambiente hyggelig.
  • Menos es más
    La decoración escandinava es sencilla y de líneas rectas. En los cuadros predomina el blanco. 
  • Naturaleza
    Los daneses aman la naturaleza. Y esto se refleja en su decoración: plantas verdes y suelos de madera auténtica, como por ejemplo el parquet, son típicamente Hygge. 

Otros artículos interesantes del blog

Volver a la vista resumen