Logo MeisterWerke
...

Dirección de colocación para laminado y parquet: cómo el suelo puede modificar el espacio

     

Todo aquel que desee dar un nuevo look al salón, la cocina u otras estancias, solo con la colocación del suelo ya puede crear un efecto. Las habitaciones pequeñas pueden parecer más amplias y los espacios muy grandes adquieren una estructura mayor. Con la elección del revestimiento de suelo y su colocación se puede obtener una imagen uniforme y tranquila o, de lo contrario, un efecto vivo, según se desee. Nada marca el carácter de un espacio tanto como el revestimiento de suelo que se instale. No solo es importante el tipo de madera escogido, el tratamiento de la superficie o la tonalidad; también la dirección en la que se coloca el parquet o el laminado influye enormemente en el ambiente de la habitación.  Todo aquel que desee dar un nuevo look al salón, la cocina u otras estancias, solo con la colocación del suelo ya puede crear un efecto. Las habitaciones pequeñas pueden parecer más amplias y los espacios muy grandes adquieren una estructura mayor. Con la elección del parquet o laminado y su colocación se puede obtener una imagen uniforme y tranquila o, de lo contrario, un efecto vivo, según se desee. Le mostramos cómo puede modificar visualmente un espacio de distintas maneras en función de la dirección de colocación. 

1. Colocación del suelo: en dirección al sol 

A la hora de elegir la dirección de colocación, hay una norma general según la cual los tablones siempre se colocan en la dirección de la luz incidente de la ventana, que es la fuente de luz principal. De hecho, los aficionados al bricolaje no se equivocan, puesto que cuando los tablones se orientan hacia la luz incidente, las juntas y las posibles irregularidades quedan más bien ocultas. Así, el suelo da la sensación de una superficie armónica e uniforme. Al mismo tiempo, da la impresión de que los tablones hacen entrar la luz a la habitación, creándose así un ambiente claro y agradable. 

2. Dar un efecto a los suelos de madera utilizando juegos de sombras

Una colocación del suelo transversal a la luz incidente puede ser una declaración de intenciones contundente y tiene un efecto especialmente interesante en estancias grandes, y es que las juntas paralelas de los tablones crean sombras oscuras que las hacen más visibles. Por eso, si usted desea hacer resaltar su parquet o laminado de la mejor manera posible y realzar su carácter natural, lo mejor es hacerlo colocando el suelo en dirección transversal.

3. Revestimientos de suelo: ¿longitudinal o transversal?

Naturalmente, la luz no siempre proviene siempre de una dirección: si el espacio recibe claridad desde varias ventanas, la colocación en diagonal también puede ser una buena solución. De esta manera se crea una imagen del suelo muy interesante que contrasta con los contornos de la habitación. Pero no solo la luz incidente influye en la decisión de la dirección de colocación. ¿Qué es lo que ven las personas que entran en la habitación? ¿Hacia dónde van? Por ejemplo, un pasillo estrecho puede parecer mucho más largo si los tablones y las lamas se colocan longitudinalmente. Una colocación transversal intencionada hace que el paso sea más corto y más ancho. 

 Las tres variantes de dirección de colocación:

  • Colocación en dirección a la luz incidente: las juntas no se aprecian.
  • Colocación en dirección transversal a la luz incidente: las juntas se resaltan.
  • Variante con varias ventanas: colocación en diagonal.

Además, no solo la dirección de colocación puede cambiar radicalmente una estancia, también lo hace el tono de color: en habitaciones pequeñas con techo bajo, los suelos claros son apropiados para crear el efecto de apertura de una zona de estar luminosa. Combinados con un techo pintado en un color claro, la estancia gana altura ópticamente. Por el contrario, una construcción antigua con habitaciones altas, p. ej., también admite un suelo de parquet oscuro.  Igualmente, el tamaño de los tablones del suelo influye en el efecto sobre el espacio. Por eso, muchos fabricantes de parquet y laminado ofrecen sus distintos diseños en diferentes tamaños. Cuanto más grandes sean los tablones, más pequeño parece el espacio. Para lograr un efecto óptico que agrande las habitaciones pequeñas, son adecuados los suelos de lamas pequeñas. 


¿Qué formato es adecuado para qué estancia?

Básicamente se distinguen cuatro formatos de tablones:  tablón largo, tablón corto, formato de baldosa y lama.
Los tablones largos de más de dos metros potencian su efecto en espacios amplios aportando una especial belleza natural. Si contienen pequeñas juntas en los lados largos («2 V»), crean la ilusión de que el tablón es interminable.

El tablón corto es el formato más variable que se adapta perfectamente a la situación espacial. Es especialmente cómodo de colocar (y de transportar). Un formato compacto de baldosa grande da un aspecto muy moderno y crea un resultado atractivo incluso en espacios pequeños. Con los formatos de lamas se pueden crear patrones de colocación de lo más variados: desde el denominado patrón a la inglesa (dispuesto uniformemente), hasta el actual patrón en espiga, pasando por el patrón aleatorio (dispuesto aleatoriamente). La variedad es enorme. 

Otros artículos: