Logo MeisterWerke
…
Hogar y estilo

Vuelta a la naturaleza

Durante los últimos años se ha observado una tendencia evidente: los materiales naturales están de moda. Cada vez hay más personas que optan por tener un poco de naturaleza entre las cuatro paredes, ya sea un mueble, decoración o el suelo. Un suelo natural es una opción respetuosa con el medio ambiente, altamente compatible y muy apropiado para aunar tendencias.


Confort y ecología, todo en uno

Hablando de viviendas naturales, muchos piensan automáticamente en suelos de madera de distintos colores. El parquet es, sin duda, uno de los suelos naturales más apreciados y podríamos considerarlo un suelo casi inmortal, que nunca pasa de moda. Existen multitud de suelos hechos con materiales naturales e incluso pueden ser asequibles para los presupuestos más ajustados.


Parquet de madera maciza: un clásico atemporal

Si hablamos de instalar materiales naturales en los inmuebles, la madera es ineludible. Optar por un suelo de madera genuina de alta calidad conlleva una clara ventaja y es que regula la humedad y, con ello, mejora la calidad del entorno. El rey de los suelos de parquet es, naturalmente, el parquet de madera maciza, hecho de madera en un 100%. También se le llama parquet de una sola capa. Presenta una ventaja que ningún otro suelo tiene: se puede ir puliendo y, con ello, se va renovando su aspecto. La teoría dice que un buen suelo de parquet es para toda la vida. Sin embargo, un lujo como este tiene su precio y solo se lo permiten los auténticos amantes del parquet.


Parquet multicapa: Alta tecnología

Una alternativa asequible al suelo de madera maciza la presenta el parquet multicapa, que cuenta con una proporción de madera genuina muy alta. Sin embargo, a diferencia de la madera maciza, en este caso se trata de capas de cobertura de tan solo unos pocos milímetros. La cuestión decisiva es qué se esconde debajo de la capa de cobertura cuando se optar por instalar un producto natural. Elegir un parquet con una capa intermedia HDF significa tomar una decisión especialmente sostenible. En la fabricación de estos tipos de suelo se usa notoriamente menos madera que en la fabricación de tablones de parquet normales. Al mismo tiempo, la capa HDF tiene un peso neto superior, de tal forma que el suelo cede menos cuando se camina por encima. Gracias a ello se logra reducir el ruido de las pisadas, que suele ser muy molesto para el resto de residentes del inmueble. Y para que conste, el parquet multicapa se puede pulir igual que el de madera maciza.


Naturalmente innovador

Los productos más modernos como los suelos de madera Lindura de MEISTER demuestran que los suelos fabricados con materiales naturales no tienen por qué ser delicados. Si se combinan con una capa de cobertura con fibras de madera, componentes minerales y otros componentes naturales, se logra un suelo incluso más resistente que el suelo de parquet puro. Así, pues, si se busca un suelo de madera natural resistente, encontrará el producto que necesita en los suelos de madera Lindura.


El suelo laminado: el gran olvidado

Cuando se piensa en un suelo natural, son pocos a los que les viene a la cabeza el suelo laminado. Y, sin embargo, suele estar fabricado con madera, papel y cola de melamina: son todos elementos totalmente naturales. Tradicionalmente, se consideraba que el suelo laminado era la imitación barata del suelo de parquet, pero hoy en día está disponible en multitud de formatos diversos y versátiles. Se trata de un suelo cuyo núcleo está hecho de madera dura, es muy resistente (incluso más que el parquet) y se puede encontrar en muchos acabados distintos. Quienes busquen un suelo de origen natural, además, no tendrán que rascarse el bolsillo y, así, podrán dedicar más presupuesto al mobiliario y optar por la madera maciza, por ejemplo, en los muebles.

…

Cómo reconocer un suelo natural

Si se busca un suelo de materiales naturales, puede basarse en los siguientes criterios a la hora de elegir:

Todos los componentes del suelo deben estar hechos de materiales naturales, desde la capa de cobertura a la capa de aislamiento acústico y pasando por la capa intermedia.

Es buena idea comparar los datos que proporcionan los fabricantes. Por ejemplo, ¿qué porcentaje de materias primas naturales contiene?Existen certificados medioambientales (como el Ángel azul) que indican que los productos que contiene son naturales. Si el material proviene de explotaciones silvícolas sostenibles, contará con un certificado como PEFC (Programa para el Reconocimiento de Sistemas de Certificación Forestal).


Bildnachweise: ©John Smith (fotolia.de), ©Lukas Blazek (unsplash.com)

Otros artículos interesantes del blog

Volver a la vista resumen