Logo MeisterWerke
...
Cuidado

Así se limpia y se cuida el parquet y el suelo de madera Lindura 

    

¿Con qué frecuencia tengo que aceitar un suelo de madera?

¿Qué aceite debería utilizar? ¿Necesito un producto de limpieza específico o es suficiente si limpio con agua limpia? ¿Hay alguna diferencia entre un parquet aceitado y un parquet barnizado? El parquet es un suelo de madera y, por lo tanto, necesita algo menos de cuidados que el laminado o el suelo de diseño o de vinilo. Con nuestras instrucciones paso a paso, el cuidado correcto del parquet y la limpieza resultan sumamente sencillos (y para el suelo de madera Lindura se aplica la misma rutina).

El parquet es un suelo compuesto por madera, que es un material natural. Para que pueda disfrutar de su suelo de parquet durante mucho tiempo, es evidente que debe limpiarlo periódicamente (igual que cualquier otro suelo, de hecho). Si la suciedad no es demasiado gruesa, puede ser más que suficiente limpiar con agua o echar mano del aspirador. Pero, además de la limpieza, el cuidado también desempeña un papel importante, independientemente de si ha optado por un suelo de parquet con superficie tratada con aceite o con barniz. El parquet aceitado debe reaceitarse regularmente, y para el parquet sellado con barniz existen productos para el cuidado especialmente adaptados a este suelo. Así se limpia y se cuida el suelo de parquet o el suelo de madera Lindura: 


Paso 1: Primera limpieza después de la colocación 

Después de colocar el suelo, antes de utilizarlo por primera vez deberá someterlo a una primera limpieza a fondo («limpieza al finalizar la colocación»). De esta manera se eliminan el polvo y la suciedad que se forman durante la colocación y se prepara el suelo para su uso en el futuro. Para la limpieza del parquet Longlife con aceitado natural de MEISTER, utilice CC jabón para madera diluido en agua en una proporción de 1:200; para la limpieza del parquet Longlife barnizado, utilice CC Limpiador para parquet y corcho. El suelo debe limpiarse en húmedo con un trapo que no suelte pelusas y que se haya mojado en esta solución y escurrido bien. En las áreas más desgastadas de la casa, como p. ej., pasillos, cocinas, comedores, zonas abiertas de la vivienda con salida directa, así como en sectores comerciales recomendamos a continuación un cuidado único con un aceite protector adecuado para las superficies con aceitado natural.

No es necesario sellar el suelo de parquet. Este suelo de MEISTER viene tratado y sellado de fábrica, de modo que está listo para entrar a vivir. En caso de utilizar parquet sin sellar (madera en bruto), póngase en contacto con el fabricante.


Paso 2: Limpieza periódica 

Para eliminar la suciedad diaria y para la limpieza cotidiana, basta con limpiar en seco con un aspirador o una escoba. Si el parquet está muy sucio y para la limpieza y el cuidado periódicos, utilice el CC jabón para madera o el limpiador para parquet y corcho diluido en agua en una proporción de 1:200. Al igual que en la primera limpieza, limpie el suelo simplemente en húmedo con un trapo que no suelte pelusas mojado en esta solución y bien escurrido. No utilice productos de limpieza agresivos, puesto que pueden dañar la superficie de madera. A menudo circulan por ahí consejos de cuidado que son más bien absurdos, como p. ej., limpiar con té negro. Desaconsejamos explícitamente estos procedimientos. Utilice exclusivamente productos de limpieza recomendados específicamente para la limpieza del parquet.


Paso 3: Cuidado: refrescar y volver a aceitar (aprox. 1 vez al año) 

Para mantener su suelo de parquet de MEISTER con aceitado natural en buen estado durante mucho tiempo y en caso de que aparezcan los primeros signos de desgaste, le recomendamos refrescarlo con un aceite, p. ej., el CC-H2Oil, que está perfectamente adaptado a este suelo. Limpie primero la suciedad normal del suelo con CC jabón para madera (1:200); en superficies grandes, mejor con una pulidora monodisco. Pida un aparato en préstamo a su distribuidor. Una vez que la superficie se haya secado por completo, aplique el producto de cuidado CC-H2Oil sin diluir de forma homogénea y en poca cantidad con una fregona que no suelte pelusas. Deje secar la superficie durante al menos 12 horas antes de utilizarla. Si la frecuencia de paso es muy alta, recomendamos volver a aceitar con un aceite protector adecuado. Para mantener el valor y para proteger las superficies barnizadas y barnizadas mate, recomendamos cuidar el parquet con CC Limpiador para parquet y corcho mate.

Parquet: ¿qué puedo hacer si tiene desperfectos? 

Los desperfectos son molestos, pero claro que pueden aparecer en un suelo de parquet. A veces tan solo bastan unas piedrecillas en la suela del zapato o la pata de una silla para que se produzcan pequeños arañazos. Si estos no son muy grandes, el punto afectado se puede reaceitar muy fácilmente si se trata de un suelo de parquet con aceitado natural. Para hacerlo, aplique un poco de aceite (recomendamos el CC-H2Oil) en un paño de algodón y frote en el arañazo hasta que ya no se aprecie. Si los desperfectos son muy grandes, también existe la posibilidad de cambiar los tablones completos. Es preferible encargar este trabajo a un profesional.

Para dejar su suelo de parquet como nuevo después de años de uso, también puede pulirlo (a diferencia de otros revestimientos de suelo, como el laminado). Puede alquilar una pulidora en su comercio especializado o en grandes superficies de materiales para la construcción. Pero cuidado, porque el lijado provoca mucho polvo y suciedad. Por eso deberá proteger bien todas las transiciones a otras habitaciones con láminas de plástico grandes. Después de lijar, su parquet volverá a relucir con un nuevo brillo.

¿Qué puedo hacer para que no se ensucie?

La mayor parte de la suciedad entra en casa de la calle y se transfiere al revestimiento de suelo. Por este motivo recomendamos disponer una zona lo suficientemente grande para limpiarse los zapatos en el área de entrada e (p. ej., un felpudo). No utilice esteras recubiertas de caucho, puesto que un contacto prolongado con este material puede provocar decoloraciones permanentes. Piense que la suciedad, como por ejemplo la arena o las piedrecillas, actúa como papel de lija en todos los revestimientos de suelo y
puede provocar antiestéticos arañazos. Por eso deben cubrirse las patas de los muebles y las sillas con fieltros adhesivos. Las sillas de oficina, las cajoneras con ruedas, etc., que tengan ruedas direccionables deben estar equipadas con una superficie de rodamiento blanda conforme a la normativa (tipo W). Le recomendamos proteger especialmente el suelo en estas áreas sometidas a un uso muy intenso con unos protectores de suelo adecuados (p. ej., protectores de suelo de policarbonato).